martes, 29 de diciembre de 2009

LECCION

Nos escribe Anita quien el 24 a la noche cambio el rumbo de sus festejos para socorrer a este grandote junto a una amiga que lo contuvo en su casa..

Hola gente mascotera...Les cuento que felizmente encontramos a los dueños del grandote perdido en la noche del 24!!!!

Estoy tan cotenta que no encuentro palabras...Extrañaba mucho a su familia...

Ahora, ¿Qué saco de toda esta odisea de encontrar a un indefenso animalito en la vía pública perdido en una noche de festejos???

Creo que una lección: para aquellos dueños que tengan la suerte de poder volver a reencontrarse con sus mascotas, para quiénes nunca los recuperen, y para quiénes los tienen en casa...

SI TIENEN UNA MASCOTA,
SEAN RESPONSABLES DE LAS MISMAS...
TOMEN LAS PRECAUCIONES NECESARIAS
PARA NO PASAR UN MAL RATO...(en realidad quiénes la pasan mal son ELLOS, sin lugar a dudas)..

En cualquier veterinaria podemos enontrar productos (gotas, comprimidos, etc..) de bajo costo para tranquilizarlos durante la noche en la que la pirotecnia es la protagonista de desesperación, desorientación, pérdida y hasta lo peor...

Es mucho más simple ser precavido que tener que lamentar no serlo, durante toda la vida...

Para que el 31 a la noche, ni la irresponsabilidad , o el simple descuido, sean nuevamente los protagonistas de una noche en la que haya que lamentar en vez de festejar...

Un fuerte abrazo, Anita.