lunes, 21 de diciembre de 2009

como sera Rio Cuarto no Eutanasica?..nota de Puntal

nuestro trabajo de medio año de este 2009 que termino bien!..sigamos adelante ahora mas relajados, pero eso si, a laburar como hormigas, ahora tras las castraciones para equilibrar la poblacion...Necesitaremos muchos voluntarios comprometidos, manden mail!! llamen, vayan a afrecerse a Zoonosis, con la Dra. Ivana martina..gracias!


Los desafíos que plantea la nueva ley

Cómo será el control de perros y gatos en una ciudad no eutanásica
Las organizaciones protectoras de Río Cuarto destacaron la nobleza de la nueva ordenanza y pidieron a la comunidad que colabore con las adopciones y castraciones. “Necesitamos un apoyo real de la gente”

Durante años Río Cuarto, como tantas otras ciudades despreocupadas de los derechos de los animales, fue el escenario de dos prácticas impresentables. Una todavía ocurre a diario y a la vista de todos: es el abandono de cachorros de perros y gatos que se dejan en cualquier rincón de una vereda, apretujados en una caja y librados a su suerte. La otra, más cruenta aún, sucedía de manera oculta en un corralón municipal donde se enjaulaba a aquellos animales que se recogían en la vía pública, cuyo destino final era la muerte vía descargas eléctricas.

Contra esas vergonzantes costumbres se plantaron las numerosas organizaciones que trabajan en defensa de la vida animal, personas que no sólo se ocupan de prodigarles un trato humanitario y conseguirles el amparo de un hogar, a través de las adopciones; sino que desde hace mucho tiempo venían reclamando a los últimos intendentes que le pusieran fin al sacrificio colectivo de perros, tarea perpetrada por el propio municipio.


La ordenanza aprobada el 10 de diciembre por el Concejo Deliberante viene a restañar esa herida abierta: así lo sintieron las agrupaciones protectoras de Río Cuarto que el miércoles de la semana pasada se reunieron para hacer público su agradecimiento por la sensibilidad que mostraron tanto el intendente municipal Juan Jure como los concejales,
en especial la socialista Viviana Yawny.

Esa ley declara a Río Cuarto como la primera ciudad no eutanásica de la provincia. Es decir, que en adelante quedan prohibido el sacrificio de animales.

“Esta decisión histórica da vuelta la moneda marcando un antes y un después para todos en la ciudad. Las dimensiones de contar con una legislación humanitaria que ampare al más débil del animal más poderoso, el hombre, son aún insospechadas; pero confiamos en que las buenas causas generarán buenas consecuencias”, dijo Laura Coter, cordinadora de ABA.

El entusiasmo también es compartido por la asociación sin fines de lucro “S.O.S. Refugio para animales” que hizo hincapié en que “ha quedado evidenciado que el cruento y perverso programa de matanzas sistemáticas y violentas que llevaron adelante anteriores intendencias resultó un fracaso rotundo. El resultado está a la vista de todos, ya que nadie puede dejar de notar la cantidad de perros que vagabundean por la ciudad, con todas las consecuencias que ello implica a diversos niveles”.

Ahora bien, en una ciudad no eutanásica que busca prodigarle un trato más amigable a sus animales, cuál es el camino para controlar la población de perros y gatos.